sábado, 17 de septiembre de 2016

Una familia feliz (3)

Ibamos de camino al trabajo en la furgoneta, papa, Tere y yo,
cuando se me ocurrio contarles lo que habia pasado el dia anterior con Alex y
Yoli, les conte como descubri que nuestra hermanita cobraba por mamar pollas a
profesores y padres de sus amigas,

Una familia feliz (2)

Estaba yo jugando unas partidas al Tekken 3 de la playstation
con mi hermano Alex de 15 años cuando llego Yoli a casa (mi hermanita de 13
años), venia de casa de su amiga Tina y lo primero que hizo fue sentarse entre
nosotros dos para sumarse a la partida,

Una familia feliz (1)

Me llamo Raul, tengo 18 años, vivo con mis padres, mis 3
hermanas y mi hermano pequeño, mis hermanas son: Teresa (Tere para los amigos)
de 16 años, Yolanda (Yoli) de 13 y Elena de 10 años, mi hermanillo se llama Alex
y tiene 15 años,

Calentura de familia

Tengo varias sobrinas, pero dos de ellas son mis consentidas, una de ellas es sobrina por parte de mi señora, pero igual la adoro y ella a mi, hace tiempo sin querer vi unos videos de pequeñas lolitas que eran seducidas por mayores, claro se que son fantasias, pero que sucede cuando pasa en realidad

SONIA Y SU FAMILIA (III: MORBO EN LA PLAYA NUDISTA)

Carlos había llevado a su familia a playas nudistas desde
hacía años, cuando Sonia era muy pequeña. Eso hacía que ella hubiera visto
muchas pollas a su corta edad, y que de alguna manera se hubiera acostumbrado a
tal visión. Solían ir Carlos, Sonia y el hermano de ésta, también llamado Carlos
(para diferenciarlo con su padre lo llamaré Carlos Jr.); y en ocasiones los
acompañaba el abuelo y algún primo o amigo de alguno de ellos.

SONIA Y SU FAMILIA (II: PERVERSIDAD FACIAL)

El abuelo de Sonia se encontraba dormido en el comedor de la
casa. Reposaba desnudo en el cómodo sofá de tres plazas que se halla justo
delante del televisor, en una posición caída hacia atrás y con las piernas
ligeramente abiertas. Su pene, a pesar de estar posiblemente en su tamaño menor,
era de una voluptuosidad remarcable; le colgaba pesadamente hacia abajo,
siguiendo el contorno del sofá.

SONIA Y SU FAMILIA (I: COMPLACIENDO A LOS 12 AÑOS)

Sonia, una preciosa muchachita de 12 años, estaba sentada en
el sofá del comedor viendo un programa de entretenimiento. Llevaba tan sólo unas
braguitas blancas con un bordado muy bien acabado que le daban en conjunto una
apariencia casi angelical.